Arte joven presente en Pinar del Río

0
12

A pesar de las limitaciones impuestas por la propagación de la COVID-19 en Cuba, en la provincia de Pinar del Río se promueven las creaciones de los participantes XIX edición del Salón de Arte Joven, que auspicia la Asociación Hermanos Saíz en el territorio.

Un salón diferente, novedoso, pero lleno de creatividad y talento. Así define el pinareño Lázaro Prieto González, a la XIX edición del Salón de Arte Joven, que desde el pasado 30 de septiembre quedó inaugurado en la sede del Centro de Gestión Estratégica del Desarrollo Local (Gedel), en la ciudad de Pinar del Río.

Y es que este año el evento -auspiciado por la Asociación Hermanos Saíz (AHS) en el territorio- se desarrolla de forma online, teniendo en cuenta la situación epidemiológica que vive el país.

En esta oportunidad, quienes visiten la urbe vueltabajera, podrán observar durante todo el mes de octubre fotografías, pinturas, cómics, historietas, entre otras técnicas en las que incursionan los noveles artistas locales.

Entre los participantes, destaca la joven Thailín González Pacheco, quien por segunda ocasión consecutiva obtuvo el primer premio, en tanto fue reconocida también con el premio colateral que entrega el Centro Provincial de Artes Visuales.

“Es una obra que recrea un poco la situación que vivimos hoy, yo diría que es muy conceptual desde una línea metafórica, llena de incertidumbres, para de alguna manera reflejar, en gran medida, el sentir de todos, principalmente las personas mayores”, manifestó la artista.

“Ver que la obra que estamos haciendo marca la intención del salón, es algo que reconforta mucho en todos los sentidos, porque nos da una idea de por dónde debemos encausarnos quienes pertenecemos a la AHS para estar a tono con una organización que tanto nos apoya”, agregó.

“El salón ha ganado en rigor cada año, lo cual es un reto, que nos obliga a estudiar muchísimo, porque no es solamente hacer la obra y presentarla, sino encontrar un verdadero significado, sin desligarnos de las líneas temáticas que nos identifican como artistas. Hay que leer, superarse y ser mejores cada día, y ese es un desafío que agradecemos muchísimo”, añadió.

Otros laureados fueron José Ernesto Reyes Ortiz, quien recibió el premio colateral de la filial de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), así como el otorgado por el proyecto Arte en Espiral y una mención.

Asimismo, el Fondo Cubano de Bienes Culturales concedió dos galardones colaterales a Pedro Medina Sotero y a Reinier Pérez Morejón, en tanto Lisandra Carrodeguas Hernández recibió una mención.

La distinción NUECES -en su segunda edición- fue entregada al destacado artista de la plástica Juan Suárez Blanco, quien -a decir del jefe de la Sección de Artes Visuales de la AHS y organizador del certamen, Lázaro Prieto González- “es considerado uno de los artistas vivos más importantes de Vueltabajo, que le ha dedicado mucho pensamiento a la creación de las obras y a la enseñanza de varias generaciones”.

“Es una manera de distinguir a artistas que realmente merecen sobresalir y ser reconocidos. En el caso de Juan, un maestro de las artes plásticas”, agregó.

Sin embargo, uno de los principales aportes del salón, es precisamente lo mucho que contribuye a promover el arte joven, a la vez que “demuestra que todavía hay como una especie de magia en lo nuevo que va surgiendo y por eso vale la pena luchar por ellos”, aseguró Prieto González.

“Esa es la idea fundamental del salón, promocionar a ese joven que resulte ganador, y cómo hacerlo de la mejor manera, es la gran pregunta que todos deberíamos hacernos. Pienso que lo más importante es que no solo sea una exposición que se quede en las galerías de nuestra ciudad, a veces tenemos que romper las barreras del provincianismo, y si este es un evento importante en el cual se premia lo mejor, yo creo que es una credencial suficiente para que esta persona pueda mostrar su obra en alguna de las galerías más importantes de la capital, por ejemplo”, explicó Prieto González.

Asimismo –dijo- “es necesario pensar bien las estrategias comerciales y promocionales (a través de los medios de comunicación) a seguir, para que se conozca la obra del joven, que tenga un antes, un durante y un después de la exposición, y se le dé un seguimiento”, apuntó.

Entre los retos para el futuro, “queremos involucrar muchos críticos, investigadores, curadores, personas que han escrito mucho sobre la historia del arte, que están muy al corriente de lo que sucede en el panorama del arte contemporáneo actual, y esto puede servir de termómetro y brújula a la hora de orientar un poco las poéticas que tienen estos jóvenes”, sentenció el jefe de la Sección de Artes Visuales de la AHS pinareña.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí